miércoles, 23 de julio de 2014

Estrella

Una carta a ti, Estrella… El infierno ha caído, el invierno ha caído sobre mis hombros, la culpa ha caído sobre mi. Con la inocencia de la blanca nieve, la primera estrella ha sido lanzada al cielo, Estrellita que brilla, brillas, ya no estas aquí, y no te das cuenta, el fuego baila en la chimenea, las flores cantan de alegría, es Navidad y ha Nacido un niño, un Niño y un año más, todo brilla, es Navidad y brillaran los corazones de las personas, pero el mío esta sumergido en la oscuridad, en ese infierno, la nieve ha cubierto estos caminos con la blanca capa de tu inocencia, tus huellas han sido borradas, fuiste violentamente lanzada al cielo, al cielo, pero violentamente. Te han suicidado, a tus 7 años, te has quitado la vida, no lo soportaste mas, y no pude liberarte, no pude desatarme a tiempo, siempre lo hacia, esta vez no lo logre, no pude salvarnos, no pude darnos libertad, te has quitado la vida, el cruel invierno ha caído sobre mis hombros, la culpa sobre mi, no querías ese toro en tus entrañas, nadie, nadie lo desea, fracturando todo por dentro, en vivo y a todo color, en vivo y a todo dolor. No pude desatarme a tiempo. Disparaste esa arma, solo pude abrazar tu cuerpo muerto, desnudo, ensangrentado, y mi alma grita, no es tu culpa, no te pude liberar a tiempo. Abrazo tu pequeño cuerpo, y te arrebataron fríamente de mi,  aun, olvidándose por un momento de mi, tome por un momento el arma con la que te disparaste, trate por un momento de tirar hacia a ellos, para por un momento hacerte justicia, Oh estrella, nunca lo hubiera hecho, Porque no me han mandado contigo? Y así no estarías sola, siguieron para después aventarte al rincón como si fueras desecho, basura, para ellos eso somos, solo eso, demonios, nacidos del silencio, silencio lleno de ellos… para finalmente atreverse a culparme de tu muerte, de su perdida tan grande, porque eras una basura que valía mucho dinero, y ahora te irías a desintegrar, a donde perteneces: a la basura... Y mi alma grita. Para ellos eso somos, solo eso. Lo han dejado muy claro, descaradamente, declarado. 

Demonios. Solo son eso. Para nosotros, ellos son eso. Demonios.

Estrellita: pequeña e inocente chiquita, deja ya de llorar, date cuenta que ya no estás aquí, se acabó, el dolor, se acabó para ti, eso que sé, eso que sabes, eso que vivimos, eso que sentimos, eso que sigo sintiendo, se acabó para tí. No lo sientas más, tu no. Estrellita no dejes de cantar, y deja ya de llorar, deja ya de correr, detente, para, ven, cierra los ojos, no es tu culpa, ya estas con bien, ven, ven, te abrazo, te canto, te arrullo, y duermes, duerme duerme, ahora estás bien, en ese otro lugar, cierra tus ojos, vuela, vuela, ya no hay dolor, ya no hay miedo para tí, calla, no hables, no digas más, solo canta, solo duerme, solamente déjate llevar y guiar por la paz, descansa ya, descansa en paz Estrella. Duerme duerme… Ahora puedes. Duerme duerme y no te perturbes, descansa ya, descansa en paz.  

Ella ya está bien, Por favor déjenla dormir, déjenla tranquila, déjala darse cuenta que ya no está aquí, enséñale tu luz, tu camino, tu paz, y llévala contigo, guíala contigo y déjala darse cuenta que ya no está aquí, se acabó, eso que vivió, eso que sintió, eso que sigo sintiendo, eso que seguimos viviendo, déjala dormir ahora, déjala descansar en paz, déjala dormir, sentir tu paz, déjala seguir cantando su alegre canción, déjala jugar, deja al mundo iluminarse con su risa, déjala dormir sin mas que temer, déjala dormir en paz… 

Y Sin embargo a lo lejos alguien canta, a lo lejos, se que eres tú, a lo lejos, se que estás bien, con la blanca inocencia de la nieve, Estrella ha sido lanzada al cielo, y a lo lejos brillas y ríes y bailas y juegas y cantas… 

Pero ahora entiendo, ahora lo entiendo todo, entiendo que no es mi culpa, que no es mi carga, no eres mi carga, y no eres basura. Te dejo ir ahora, descansa en paz, ahora tendrías hermoso cabello largo, y esa hermosa sonrisa iluminando tu inocente rostro, fuiste violentamente lanzada al cielo, cuando tan solo tenias 7 años, te has quitado la vida, no lo soportaste más, alguien te seguirá buscando, ya no verán tus huellas, no se enterarán de todo lo que te hicieron, no quieren saberlo, solamente verán tu luz brillar, solo querrán ver eso, sabiendo que no sufres más, escucharán cada noche tu risa brillar. Haciéndole honor a tu nombre, has partido hacia una estrella, la más hermosa, mágica brillante, resplandeciente en medio de la noche en medio de la oscuridad y el frío, Estrellita que ríe, Estrellita que brilla, estrellita que baila, estrellita que canta, la miro y me mira, estrellita que brillas, que con tu luz iluminas la oscuridad, y le das calor a este lugar, y le das color a este lugar, y llenas con esperanza este corazón, a muchos corazones, y me das esperanza con tu luz, brillando, bailando y cantando, recordaré siempre tu sonrisa, por siempre brillarás en mi corazón, hasta siempre estrella… a lo lejos alguien canta, a lo lejos alguien brilla, allá, a lo lejos estrella vive, lejos, muy lejos de toda maldad, Estrella, descansa en paz…


Haciéndole honor a tu nombre,  has partido hacia una estrella, la más hermosa, mágica brillante, resplandeciente en medio de la noche en medio de la oscuridad y el frío, un frío que continúa para muchos… que por tu luz, que por tu nombre luchare, y porque no estoy sola, lucharemos, por tu causa, lucharemos, para que eso que sentiste, eso que sentimos, eso que vivimos, no lo viva nadie más. Estrella pequeña de 7 años: Haciéndole honor a tu nombre, dándole honor a tu canción, dándole vida a tu causa, dándole ritmo a tu risa, lucharemos por esta causa, dándole como tú, color y calor a este lugar, iluminando el universo con tu luz, tu sonrisa, tus juegos, tu canción, llenando con esperanza este corazón, estos corazones, contagiándolos de tu hermosa y gran sonrisa, esa escandalosa mágica risa, que expulse el silencio, y con el, se lleve sus demonios, por siempre la maldad lejos de los niños, lejos de ellos, llenarnos de esperanza y no perderla. Porque siempre se puede. Sacar fuerzas, y luchar, sin perder la esperanza ni la fe. Haciéndote honor a ti, Estrella por siempre, dándole vida a tu canción, a tu risa, por todos los que aun viven esto, para que eso que sentiste, eso que viviste, no lo viva nadie nunca más. 

ASI NUNCA MÁS.

Relato de un sobreviviente 

martes, 22 de julio de 2014

TESTIMONIO


Recibimos éste testimonio vía Inbox de parte de una amiga de nuestra página, el contenido del testimonio no ha sido alterado de ninguna manera, y lo compartimos con ustedes con la esperanza de que sirva de motivación para DENUNCIAR el ‪#‎Abuso‬ ‪#‎Sexual‬ ‪#‎Infantil‬:
➜ Hola amigos de Prevención: Abuso Sexual INFANTIL.
Quiero primero felicitarlos por la gran labor que hacen al informar a los padres sobre este tema.

Por favor compartan mi testimonio en forma anónima:
Amigos, como millones de niños yo fuí víctima a los 8 años por la pareja de mi mamá, en ese entonces, recuerdo que cuando lo conocí, pregunté: ¿Y cómo le llamaré? Y me dijo: "Papá, yo soy tu papá”.

Parecía un buen hombre, divertido, es más, me recuerdo que le gustaban mucho los niños, siempre jugaba con mis hermanos y vecinitos, nos compraba a todos paletas. Mi madre era una mujer con poca paciencia, desafortunadamente su furia o estrés o lo que fuera, lo desquitaba conmigo, me golpeaba violentamente, su manera de corregirme iba mucho mas allá de lo que es disciplinar a un niño (talvez su estrés ella lo descargaba en mí ya que él era de los hombres que alcoholizado la golpeaba). Ella era mi yugo de día de la cual él varias veces me defendió. Así fueron pasando algunos meses hasta cuando empecé a tener un nuevo yugo en las noches, el empezó a tocarme y a forzarme a tocarlo, y así con el tiempo el abuso ascendió a más que solo unos toqueteos, llegó hasta el punto de decirme que viera películas pornográficas para según aprender y hacer lo que veía en ellas, varias veces sus abusos fueron no sólo dentro de la recámara, pero en el carro, o en centro recreativos, sus amenazas iban desde: "voy a matar a tu mamá y al final tu siempre te quedarás conmigo” hasta: "si hablas no te va a creer y la que se irá de la casa serás tu”. Aunque no recuerdo nunca haber golpes para forzarme, si me sacudía con cierta violencia o me sostenía fuertemente del brazo para causarme dolor. Finalmente después de casi varios años le conté a mi mama, ella empezó a cuestionar a mis demás hermanos, pero todos dijeron que a ellos no les pasaba nada, pero una de ellas si le dijo a mi mamá, que a mí sí me pasaba algo porque me escuchaba llorar de noche. Ella le pidió se fuera de la casa, pero a las 2 semanas él estaba de vuelta, según el plan era, que él y yo nunca estaríamos solos, pero no fue así, él siguió haciéndolo, y me preguntarás si ¿Volví a contarle a ella sobre lo que seguía pasando? No, para qué, si en mi mente de pre-adolescente ya había entendido que no importaba, al fín y al cabo se había tomado la decisión que yo me iría a vivir con otros familiares. Él no se equivocó, al final quien se fué de la casa fuí yo a los casi 12 años, pero fué entonces que empecé a vivir, aunque no fue fácil, volví a dormir sin miedo que la serpiente volviera a entrar bajo mis sábanas cada noche.
¿Porque comparto esto? Porque deseo no sólo que los papás o madres solteras se den cuenta de lo alerta que deben estar, y aquellos familiares o amigos que noten un cambio de comportamiento repentino en un niño a que investiguen y actúen.
El abusador prepara con tiempo su trampa, en mi caso para el fué fácil ya que al parecer él lo único que tenía que hacer era defenderme de quien se suponía tenía que ser mi protector, y así se ganó el cariño, confianza y silencio y como a muchas otras víctimas siempre están las amenazas, promesas, el lavado de cerebro. 
Es importante la buena comunicación y relación entre padres e hijos para poder no sólo prevenir, sino salvar a un niño cuando ya se está viviendo en ese infierno. 
Con los años supe que este hombre durante el tiempo que fuí víctima también tocó sexualmente a otra niña. Lastimosamente a este criminal nunca se le denunció, y me pregunto: si no fuí la única víctima y nunca se le denuncio, después de mí, ¿Cuántos niños más han pasado por sus malvadas manos? Es por eso que entiendo lo importante que es la denuncia. Como diría el dicho “muerto el perro se termina la rabia”, no se puede arriesgar a no castigar este tipo de crímenes y así exponer tantos niños a alguien que ya tiene un historial y que por el amor al abusador, lástima, miedo o incredulidad no se haga nada.

Cuando a los años decidí empezar a hablar, sobre lo que viví, con mi familia y amigos, con el tiempo se me iba haciendo más fácil, fui quitándome poco a poco cada capa del armadura de lata oxidada que traía puesta; mientras más hablaba, más iba aprendiendo sobre mí misma y sobre todo descubrí que nada de lo que pasó había sido mi culpa.
Desafortunadamente muchos con quienes yo me iba abriendo, llegaron a confesarme que ellos habían también vivido la misma historia, con un tío, una tía, un abuelo, un primo, un hermano, el mismo padre, padrastro, vecino o amigo de la familia y curiosamente muchos también confesaron que era yo la primera persona con quienes ellos hablaban de esto. Muchos callan, porque así como yo ellos también creían que nadie más pasaba por eso y que nadie podría entender, o a nadie le importaría.

Gracias a un talkshow donde trataron el tema, fué cuando finalmente hablé, así como ese talkshow fué la causa de yo romper el silencio, ésta página igual puede servir para llevar el mensaje y ayudar a tantos niños a salvarse de vivir esto o salvarse de seguir viviendo abuso sexual.
Si de este tema dejáramos de hacer un tabú, muchos niños sonreirían de diferente forma.

https://www.facebook.com/prevencioninfantil

sábado, 19 de julio de 2014

SECUELA: Aterosclerosis


Las mujeres que fueron víctimas de abuso sexual durante su niñez pueden mostrar signos de aterosclerosis, una indicación temprana de la enfermedad cardiovascular, según revela un nuevo estudio que se publica en 'Stroke: Journal of the Amreican Heart Association'. Se trata del primer trabajo que plantea un vínculo entre el abuso sexual y el aumento del espesor íntima-media (IMT, por sus siglas en inglés) de la arteria carótida, un engrosamiento de la pared interna de las arterias que puede indicar aterosclerosis temprana.

  La aterosclerosis puede conducir a enfermedades del corazón y otras formas de enfermedad cardiovascular. La arteria carótida aporta sangre a la cabeza y el cuello y su espesor se mide usando ultrasonido no invasivo. Este estudio de 1.400 mujeres caucásicas, afroamericanas, hispanas y chinas de entre 42 y 52 años de edad vio que aquellas con una historia de abuso sexual en la infancia tenían mayor IMT de la arteria carótida en la mediana edad que las que carecían de antecedentes de abuso.

  El vínculo entre el abuso infantil y el IMT no se explica por factores de riesgo cardiovascular convencionales, tales como la presión arterial, los lípidos y la masa corporal. Los investigadores también encontraron que alrededor del 16 por ciento de las mujeres informaron de una historia de abuso sexual en la infancia en todos los grupos raciales, con un abuso de hasta el 20 por ciento entre las afroamericanas.
  Aunque se relacionó una historia de abuso sexual en la infancia con mayor IMT, no sucedió lo mismo con el abusofísico en la infancia. "Estos resultados indican la importancia de considerar los factores de estrés de la vida temprana en la salud cardiovascular de las mujeres más tarde", subraya la autora principal del estudio, Rebecca C. Thurston, profesora asociada de Psiquiatría, Psicología, Epidemiología y Ciencia Clínica y Traslacional y directora del Laboratorio del Comportamiento y la Salud de la Mujer de la Universidad de Pittsburgh, en Pennsylvania, Estados Unidos.
  "La conciencia de las consecuencias a largo plazo mentales y físicas del abuso sexual en la infancia debe aumentarse a nivel nacional, sobre todo entre las mujeres y los profesionales de la salud", añade esta experta. Los investigadores comenzaron su trabajo en 1996, involucrando a los participantes del 'Estudio de Salud de la Mujer en Toda la Nación' (SWAN, por sus siglas en inglés), un estudio en Boston, Chicago, Detroit, Los Ángeles, Newark, Pittsburgh y Oakland.
Se preguntó a las mujeres en transición a la menopausia sobre la infancia y el abuso físico y sexual de los adultos y por un conjunto de factores de riesgo de enfermedades del corazón bien establecidos. Los científicos analizaron anualmente a las mujeres durante los siguientes 12 años y, en la última visita, se les realizó ultrasonido de la arteria carótida para medir el IMT de la carótida y la placa de la arteria carótida.
  "Las mujeres que tienen una historia de abuso sexual en la infancia deben informar a sus médicos y profesionales de la salud --aconseja Thurston--. Si los médicos son capaces, deberían preguntar sobre el abuso infantil, teniendo en cuenta que puede ser un elemento importante para comprender el riesgo cardiovascular de la mujer".
Los factores psicosociales son importantes para el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte entre las mujeres en Estados Unidos, según los investigadores. Por ello, Thurston planea continuar el estudio y la investigación del efecto de la violencia contra las mujeres y el desarrollo de enfermedades del corazón.

martes, 15 de julio de 2014

Quiero contarle una historia…. Mi historia.

Este es el testimonio de una joven abusada durante su infancia por un familiar cercano. Publicamos su nombre, respetando su voluntad, y acordando en que su historia pueda ayudar a otras víctimas, y que su pedido de justicia sea escuchado. La carta fue entregada al juez que lleva la instrucción de la causa. 

Estimado Juez Marcelo Muñoz:

Mi nombre es Gisel Barrionuevo y quiero contarle una historia…. Mi historia.

Tengo 24 años de edad actualmente y muchos años más de vida como soñadora.

Lamentablemente, debo comenzar esta carta contándole la parte más difícil de la historia. Durante muchos años de mi vida fui abusada sexualmente por el hermano de mi madre. Supongo que cuando termine de leer mi carta se dará cuenta que usted ya está enterado del caso, porque la profesión que usted eligió y la función que hoy ocupa es la que lleva adelante mi historia personal, envuelta en hojas foliadas y guardadas en carpetas entre otros tantos archivos judiciales.

Cuando era niña comenzaron a robarme parte de mi libertad, mucha más parte de mi inocencia y algo más de mi felicidad. ¿Cómo es que le roban a alguien todo eso? Bueno de forma compleja para mí, intentaré brevemente explicárselo.

Cuando una niña durante muchos años y en repetidas y diversas situaciones es obligada por un familiar (es decir alguien del propio entorno) sea por la fuerza física o psicológica (en mi caso ambas) a realizarle prácticas sexuales, que desconoce, que descalifica como tales, pero que en fin ocurren, comienza una etapa de formación mental y física distinta al normal desarrollo de las etapas conocidas como crecimiento.

Cuando esa niña es condicionada de tal manera que su cuerpo y su mente se corrompen por la fuerza, esa niña ya no será una más, ya no se sentirá una más ni vivirá como tal. ¿Por qué? La vida ultrajada, anulada, robada y abusada desde niña es muy dolorosa y queda marcada para siempre. El silencio mental y verbal al que uno lo obligan durante años por la fuerza, se incorpora en la persona, se oculta por la fuerza. Por eso es que en muchos casos es difícil decir lo que pasa, por eso es que en muchos casos es difícil detectar lo que sucede.

Cuando a uno lo amenazan y le inventan historias horribles de lo que pasaría si uno hablara y esas historias entran como verdades en la cabeza de un niño, es cuando uno se convence de que lo que le está pasando nunca se sabrá.
Cuando uno es abusado en un ámbito intrafamiliar y por ende la vida familiar continúa, a uno lo obligan de forma coercitiva a disfrazar el abuso dentro de las prácticas familiares comunes, almuerzos familiares, viajes, cumpleaños, fiestas navideñas, etc.

Cuando a uno lo abusan repetidamente durante tantos años lo convencen de que no existen otras opciones, otras escapatorias, otra vida.

Cuando a uno lo abusan en soledad y bajo violencia, esa soledad dura mucho más que el momento del abuso, dura horas, días, meses… años. Esos años están hoy dentro de mi cabeza adulta, esos años de infancia y principio de la adolescencia se transformaron en recuerdos imborrables. Se transformaron en pesadillas, en temores, en miedos, en fobias, en desprecio de los recuerdos infantiles.

¿Por qué desprecio de los recuerdos infantiles? Bueno en mi caso, los recuerdos infantiles no son los de cualquier adulto que recuerda sonriente las experiencias de la niñez. No, no lo son. Son recuerdos que están entrelazados con flashes del abuso, es ver fotos, sentir olores, recordar momentos que linealmente se unen a momentos abusivos y que mi mente los regenera de forma oscura, triste y desgarradora.

Piense usted, deténgase un segundo y trate de imaginar que un recuerdo lindo de su infancia se pone negro y gris, que ya no tiene colores, que los olores son feos, a ver cuánto tiempo querrá tenerlos . Así son los míos todo el tiempo y por desgracia yo no los puedo borrar de mi memoria. Pero por suerte (si se puede decir así) tuve la oportunidad, ya siendo adulta, de estar acompañada por profesionales que me ayudaron a entender que por más que mis recuerdos sean así, en algún lugar de mi mente existen muy guardados recuerdos normales y lindos como los suyos y los de la mayoría y que algún día podré (espero) recuperarlos como he logrado recuperar tantas cosas agradables como la dignidad y la fuerza interior que hoy me ayudan a estar escribiéndole.

Por medio de esa fuerza fue también que pude irme de mi ciudad a los 17 años, con mucho dolor y añoranza al principio, para intentar luego elegir mi propia vida. Así fué que comencé a estudiar lo que hoy es una de las herramientas más hermosas y apasionantes que nutren mi vida, la Sociología. Esa disciplina que me ha ayudado a entender el funcionamiento de la sociedad, pero sobre todo a aprender que dentro de todo sistema social hay funcionamientos enfermos, desviados, anormales, injustos. A cada uno de ellos les corresponde un remedio, una corrección, una norma, una JUSTICIA.

He notado y leído que la persona a la que denuncié por haberme robado mi infancia y la mitad de los años de vida producto de los abusos se excusa de mi “natural” trato con él para negar los hechos que yo denuncio. He notado que describe un normal funcionamiento familiar, que afirma haber tenido una excelente relación conmigo y con mi familia y hasta menciona por ejemplo mi presencia en uno de sus cumpleaños como reflejo de la sana y normal relación que nosotros manteníamos.

Bueno, esa lectura de esa declaración de carácter judicial y luego de más de un año de realizada mi denuncia penal, es uno de los motivos por los que me sentí movilizada a escribirle de forma directa a usted y de forma indirecta a la ciudadanía que creo debe saber una vez más lo que nos pasa a quienes sufrimos y somos víctimas del ABUSO SEXUAL INFANTIL.

Déjeme decirle, aunque seguramente usted ya lo sabe, que detrás de ese “normal” funcionamiento que este sujeto describe en el vínculo familiar se esconde una construcción, perversa por cierto, que comienza con el abuso sexual donde el abusador prepara a la víctima asegurándose el silencio de ésta para lograr su dominación. Hay acá y es a propósito dos palabras que para mi tienen mucho significado, “construcción” y “dominación”.

Esa lógica perversa en la construcción de dominación del abusador hacia la víctima es lo que muchos desconocen, es lo que muchos no investigan y por lo que es factible caer en el muchas veces trágico pensamiento de sentido común que permite negar los hechos. “No es verdad lo que ella denuncia, no es posible que haya abuso sexual si ellos tenían una buena relación, si ella participaba de reuniones familiares, si ellos se hablaban y mostraban normalmente.”

Tantas veces y de tan distintas maneras tuve que escuchar comentarios similares y afortunadamente mi formación me ha permitido entender y perdonar (sin ánimos de ofender) la ignorancia ajena.

Es por esto también que le escribo y le pido que no olvide esas dos palabras que le mencione, que no deje de preguntarse e indagar sobre el funcionamiento de dominación que padece la víctima.

Que no deje de tener en cuenta mi sufrimiento, mis tantos años de vergüenza y miedo que llevaron al silencio.

Que me permita y perdone por no haberle podido ganar a ese silencio antes. Seguramente, de haber podido, le hubiese facilitado su tarea: la tarea de encontrar la VERDAD y actuar con JUSTICIA.

Déjeme decirle para finalizar que aún está a tiempo, que mi cabeza y memoria siguen existiendo, que mi apuesta a creer en el sistema judicial sigue estando firme y por eso sigo a su disposición.

Por favor no se olvide de nosotros las víctimas, por lo menos en mi caso me rehúso a ser un número más en las estadísticas de denuncias sobre abuso sexual infantil.

Me rehúso a seguir dándole ventaja a la injusticia con cada día que pasa sin que se resuelva mi caso.

Tengo mucho para sanar y muchas ganas de hacerlo y parte de quienes integran el Poder Judicial de la Provincia de Neuquén pueden ayudar en parte de este proceso con el cumplimiento de su deber.

Lo saludo respetuosamente,

Le agradezco su tiempo de lectura.
Gisel Barrionuevo.

https://www.facebook.com/prevencioninfantil

martes, 13 de mayo de 2014

"ABUSOS EN LA INFANCIA, CAUSA-EFECTO"


Cuando has sufrido abusos en tu infancia se modifica tu ADN.  
No, ya se que el ADN no se modifica, está claro. Lo que si se modifica es tu personalidad.
Cuando eres adulto y te ves con la capacidad, la valentía, el coraje suficiente como para encarar el tema, para sacarlo a la luz, a los demás e incluso a ti mismo, es cuando vuelve un poco el infierno.
A veces me pregunto que me ha marcado más, el abuso o las consecuencias de las secuelas que me dejaron.
Es siempre darle vueltas a lo mismo, a un tema ya hablado por mi. Pero no deja de sorprenderme, a medida que vas creciendo como persona, el hecho de que a veces me da la sensación de que la vida que llevé a raíz de los abusos me condicionó igual o más que estos.

El que unos desconocidos abusaran de mi , el que mi abuelo también lo hiciera, el que mi familia me ignorara y menospreciara durante casi toda mi vida.  ¿Radica aqui el origen de mi vida actual?
¿O quizás en el hecho de que por culpa de los abusos sufridos yo fui promiscua, fui anoréxica y bulímica, fui prostituta, fui víctima de violencia de genero, fui agresiva y fui suicida?.
¿Cual es la clave aquí de todo esto?
¿Alguien lo sabe? Porque yo no lo se.
Está claro que seguramente, sin abusos no hubiera habido (posiblemente) ni promiscuidad, ni trastornos alimentarios, no prostitución, ni un intento de suicidio, ni agresividad.
No creo que mi vida hubiera ido por estos derroteros sin los abusos.

Parte de la sociedad esta enferma y me pregunto si toda esta gente que consideran sus vidas, sus comportamientos como normales, realmente lo son tanto. Me permito el beneficio de la duda, porque hay cosas que no entiendo.

No me alegro de haber sufrido abusos, por supuesto que no, pero si me alegro de haber podido resilenciar el dolor que me han infringido, la soledad que he sentido durante tantos años, el miedo a todo y a todos, el odio y el rencor.
Me ha servido para ser quien soy ahora.
Tengo secuelas si. Y muchas. Pero las conozco y soy consciente de ellas. 

Esta vida a veces es una mierda y otras es genial. Según el cristal con que la mires y segun el mundo que te crees a tu alrrededor. Es cuestion de autoprotegerte a ti mismo que no te vuelvan a hacer daño, aunque no es tarea facil.
Paciencia se necesita para aguantar según que comentarios, según que situaciones, según que comportamientos del resto de humanos con los que tengo que tratar a veces por obligación, a veces por educación.
 A menudo siento que preferiría vivir aislada completamente del mundo, de algunas personas en concreto para evitar sentir la impotencia de que, por educación, no puedo contestar a sus gilipolleces e incongruencias, a sus comentarios sin sentido e hirientes que profesan con total impunidad.
Las ganas de callar a más de uno y de una ¿que es? ¿es una secuela de los abusos o es simplemente un acto defensivo ante un ataque verbal que utilizaría cualquier persona que no haya pasado por nada traumático?

Qui lo sa.


"CADA ABUSO QUE EVITAMOS SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"

http://abusosenlainfancia.blogspot.mx/2014/05/abusos-en-la-infancia-causa-efecto.html

domingo, 11 de mayo de 2014

Gracias


Con otros ojos descubrí el lenguaje, que me brindó la gente de sus buenas intenciones,que ayudaron a mis problemas a encontrarle soluciones. 

A salir de los escombros que algún dia me taparon y superar sentimientos y dolores del pasado.
 Brindando una mano amiga, liberadora, se sumergieron en el inmenso océano que me ahogaba, y me sacaron a flote en un salvavidas de amor, calmando mi corazón de las huellas del pasado...          

Gracias por ayudarme a cicatrizar heridas, a despertar de pesadillas, a abrir los ojos y valorar la vida, la sencillez, la belleza...

  A cambiar lo negativo por positivo, a mostrarme que dentro de la oscuridad, aún en la lejanía podía encontrar la luz.                                 

Me ayudaron a afrontar la vida y mirar desde otra perspectiva, dejando de lado, preocupaciones y miedos, abriendo la puerta hacia el nuevo camino. 

A ustedes, les digo GRACIAS! por devolverme la vida que creía perdida..


Juli C.

martes, 15 de abril de 2014

“Basta de Silencios”, el abuso sexual infantil en primera persona


No fue hasta hace poco que me di cuenta de la importancia de la vida y lo que significa para mi, hubo un tiempo que estuve dormida, perdida, sin rumbo". El prologo de "Basta de Silencios" es contundente y describe el dolor de una niña (hoy mujer) que vivió presa de un abuso. Carolina Benítez tiene 35 años es maestra jardinera y con este relato intenta llevar consuelo a quienes fueron o son víctimas de un delito que sigue siendo "tabú" en la literatura moderna. El libro será presentado mañana a las 19 en el Instituto de Cultura.

El abuso sexual infantil es una de las realidades que pocos se atreven a enfrentar, y es justamente ese silencio el que Carolina Benítez se propuso desafiar a través de una historia real contada en primera persona. El relato es crudo pero el final es feliz porque la niña pudo superar lo sucedido "hoy soy una mujer hecha y derecha y sobre todo muy feliz".
"El libro habla de mi niñez, de mis primeros recuerdos de los abusos", contó la autora de "Basta de Silencios" en una charla con El Litoral Cultura donde los desgarradores recuerdos dieron paso a una historia de superación personal. 
"Yo era una persona amargada, llena de odio, resentimiento contra mi familia y contra todo el mundo y en mi adolescencia buscaba ayuda en libros pero solamente encontraba textos de autoayuda o relatos de especialistas con testimonios de personas anónimas. Ninguno me contaba desde el principio todas las vivencias, y eso es lo que yo quiero que encuentren las personas que fueron o son víctimas de abusos", explicó.
Carolina nunca se dedicó a la literatura, "no sabía que tenía la capacidad de escribir, es la primera vez que lo hago y me salió un libro", bromeó. 

Arrebato a la inocencia

Los recuerdos de la autora comenzaron a los cuatro años "yo creo que los abusos vienen de antes, pero el primer recuerdo que tengo es de los 4 cuando estaba por ingresar a la salita de jardín", dijo y comenzó así su difícil relato.

"Eran abusos de un amigo de la familia. El estaba casado y con su mujer no tenían hijos, me llevaban los domingos a almorzar a su casa, el se mostraba como una persona amable. La mujer los domingos se iba a trabajar después de almorzar, mi mama y mi papa no sabían esto, y yo me quedaba sola con él", contó.

Sin quebrarse en ningún momento y totalmente convencida de que su historia puede ayudar a mucha gente Carolina continuó: "Así es como comienzan los abusos, el me hacía caricias inadecuadas y después me pregunto si yo lo quería, y claro una criatura le dice que si, entonces fue peor y finalmente me dijo que eso que él me hacia hacen las personas que se quieren y que no le diga nada a mi mamá porque se iba a enojar conmigo".

Con apenas 5 años la mamá de Carolina le dio las primeras nociones de educación sexual: "Mi mamá me dijo Carolina no dejes que nadie toque tu cuerpito porque eso está mal, entonces yo no le podía contar porque ella me estaba diciendo que eso estaba mal y yo permití que me lo hagan. Fueron abusos desde los 4 hasta los 11, cuando me empecé a desarrollar y ahí finalizaron".

El flagelo de la niña nunca llegó a la Justicia: "Nunca lo denuncié porque nunca lo pude contar hasta los 22 años, y ya cuando lo pude contar él tuvo un accidente, y supe que estaba internado en el San Francisco, no sé si estará vivo o no porque quedó muy mal. Tampoco tenía pruebas de nada", dijo.

"Basta de Silencios" es un libro para padres que además de la historia en primera persona incluye tips para la detección temprana y prevención del abuso infantil. "El libro habla de toda mi vida, de cómo era yo en el jardín, como era en mi adolescencia, de las recaídas que tuve de como salí adelante gracias a una amiga, de las terapias con la psiquiatra", adelantó.
"Esta es mi historia y la quiero compartir con ustedes, espero poder ayudar a seguir adelante a quienes como yo lamentablemente han pasado por alguna situación similar", la frase da paso al primer capítulo titulado "Un arrebato a la inocencia".

viernes, 7 de marzo de 2014

La voz contra el abuso infantil


La política laborista Libe Rieber-Mohndecidió dejar de esconderse de su propio pasado, de su repugnante infancia. Y lo hizo a través del programa Mi pequeño país queTV2 emite en Noruega.
"Tenía siete u ocho años cuando comenzó a violarme", dijo con su belleza inalterable. "Estábamos en casa de mi abuela y dormíamos en la misma habitación. Me quedé dormida. Me desperté con él encima, violándome. Recuerdo cuán terriblemente doloroso fue", prosiguió.
La teniente alcalde de Oslo, líder del Partido Laborista en el Ayuntamiento de la capital, se refería a su propio padrastro, que abusó de ella en repetidas ocasiones, lo que le llevó arefugiarse antes de ser adolescente en el alcohol y las drogas, desde fumar marihuanaa esnifar pegamento, según confesó.
Ya lo había avisado en su perfil de Facebook."Esta noche voy a contar mi historia y lo hago por varias razone", escribió. Porque Rieber-Mohn, de 48 años y larga trayectoria en las filas socialistas -fue viceministra de Trabajo de 2005 a 2009-, explicó que lo hacía por las víctimas.
Según un reciente informe del centro noruegopara la Violencia y Estrés Traumático, el 9,4% de la mujeres noruegas han sido violadas, el 49% antes de cumplir los 18 años.
Una tendencia que comparte con sus vecinos escandinavos, Suecia y Dinamarca, que según el reciente informe sobre violencia de género de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE están a la cabeza en cuanto a acoso sexual.

'Voces mudas'

"El incesto no puede llevar al silencio. El silencio te vuelve enfermo, la falta de palabras hace insondable la desesperación. Es importante articular los abusos para que presten su apoyo a todas las voces mudas", escribió en su muro.
La respuesta, en cambio, ha sido atronadora entre la sociedad noruega que ha aplaudido la valentía de esta madre de dos hijos. Hasta su contrincante, el carismático alcalde de Oslo, el conservador Fabian Stang, ha elogiado su bravura.
"Es tan increíble que haya tanta gente buena y decente que no está dispuesta a aceptar que los niños sean expuestos al abuso", escribió Libe en su Facebook un días después del programa.
"El apoyo que estoy recibiendo no es sólo para mí, sino para todas las víctimas de abusos", reconoce.
Rieber-Mohn sufrió toda su infancia en silencio. Porque, curiosamente, al ser examinada de niña en un hospital, los médicos anotaron en su informe que había sido violada sin hacérselo saber a la policía o a los servicios sociales.
Su martirio empezó a acabar a los 16 años, cuando murió su padrastro. "Me sentí tan tan feliz", dijo en televisión.
Entonces se sumó a las Juventudes laboristas y allí conoció a su marido, Rune Bjerke, actual CEO del banco más importante de Noruega.
Juntos han compartido casi 30 años de sus vidas y un drama, que como recalcó Rieber-Mohn no tiene "soluciones rápidas, pero sí esperanza".

miércoles, 19 de febrero de 2014

DESPUÉS DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Las pastillas hicieron efecto, aunque me dieron muchísimo sueño los primeros días, mi jefa como obviamente era de esperarse aunque no llego el día siguiente de mi crisis, me llamo para preguntarme lo que tenia, le dije que tenia ataques de pánico y que hasta hace poco me di cuenta que eso era y episodios de ansiedad, no recuerdo ahora mucho de lo que le dije solo que buscara en Internet porque para mi era difícil de explicar, pero ahí estuve un día que lo sentí productivo he tenido muchas cosas que hacer estas ultimas semanas, aunque no he cumplido al 100% todos los pendientes que vengo arrastrando desde el año pasado por lo menos estoy cumpliendo con mi trabajo del día a día, SIN ANSIEDAD, que es lo mas importante para mi.

Ahora bien las pastillas no van a cambiar mi pensamientos y actitudes aun erróneas, pero por lo menos me están dando la oportunidad de pensar un poco mas y de forma tranquila, tampoco me ha quitado el desanimo y la depresión que siento de vez en cuando, pero la ansiedad no lo esta empeorando todo y no me dan ganas de morir por la desolación y la angustia, porque me ayudan a controlarme un poco mas. 

Lo de la Universidad, pues hoy iré a decir que esperare al turno nocturno para llevar las clases porque me siento muy presionada y me estoy quemando mucho con tantas cosas, necesito ese descanso del turno dominical que es muy pesado, no es aun fácil para mi, hoy me desperté con ansiedad y bueno como estos últimos días no he estado tomando las pastillas por dos sencillas razones:

  1. Las pastillas no son la formula mágica para salir de la ansiedad y la depresión, siempre necesitas una terapia alterna con un psicólogo o psiquiatra, depende de con quien te sientas mejor. Todo esta en nuestras cabezas pero NO ES FÁCIL CAMBIAR LOS PATRONES DE COMPORTAMIENTOS, menos los que están llenos de SECUELAS Y MECANISMOS DE DEFENSA MUY ARRAIGADOS.
  2. Quiero sentir que soy yo la controlo las pastillas, no ellas la que me controlan a mi, es parte de mi personalidad y muy necesario para mi sentir que no soy esclava de los vicios, no tomo mucho y aunque fumo, lo hago en fiestas y a veces un paquete de cigarrillos me dura hasta dos meses XD, y me alegra que sea así, se que es malo pero ni domina mi vida ni siento que necesito de esas cosas alcohol o tabaco para sentirme bien conmigo misma, lo mismo es con las pastillas por ahora las estaré usando cuando me empiece a sentir muy ansiosa, o sienta que necesite dormir una noche completa sin despertarme en medio de la noche, mientras reciba la atención de la psiquiatra que sera dentro de un mes lamentablemente -_-.


A veces siento que realmente tengo algún tipo de trastorno, si no es así pues debo convencerme de eso, y si lo es necesito tratarlo, creo que en serio vale la pena vivir, y quiero que ustedes y otras personas que quizá se sienten tan mal como yo en ocasiones lo sepan: PARA TODO HAY SOLUCIÓN EN ESTA VIDA, MENOS PARA LA MUERTE, SOLO TIENES UNA VIDA APROVÉCHALA PARA SER FELIZ, si no lo eres búscala, como yo lo estoy haciendo ahora.

Mi terapeuta en la ultima sesión me dijo: Es normal sentir ganas de morir durante un proceso de sanación como sobreviviente, es normal que nos sintamos que estamos en un pozo oscuro del que es difícil salir, pero lo importante es que nos demos la oportunidad de salir de ese pozo, de vivir la vida y disfrutarla.

Me ayudo a ver mis logros, los escribiré acá para no olvidarlos quizá a ustedes les ayude a ver los suyos propios:

  1. Pensé en mi misma al darme la oportunidad de no presionarme.
  2. Es valido necesitar de ayuda psiquiátrica y de medicación y es bueno que me haya dado la oportunidad de recibirla porque lo estoy haciendo con el objetivo de sanar.
  3. Salir de la casa de mis padres y no regresar aun sigue siendo un gran logro.
  4. En la cultura de Nicaragua es normal que a mi edad aun se siga viviendo en casa de los padres, pero yo soy una mujer independiente que me valgo por mi misma y estoy al tanto de mis propias necesidades.
  5. Permitirme que otras personas me apoyen, que mi papa me acompañe cuando me siento mal, poder expresar como me siento a otras personas que son capaces de escucharme y no juzgarme como mis compañeras de grupos de apoyo, es un logro, porque es justo y necesario. SON TIEMPOS DIFÍCILES, REPRIMIRME NO ES BUENO Y TAMPOCO TENGO SUPERPODERES...
  6. Aceptar que no soy perfecta, aunque a veces lo olvide en mi interior lo tengo presente, poco a poco lo iré aceptando mas, hasta que me convenza de ello por completo.
  7. SOY VALIENTE. SIGO LUCHANDO Y NO ME HE RENDIDO AUNQUE HE PERDIDO BATALLAS, SIGO VIVA Y PENSANDO EN SANAR


EN FIN DEBO TENER MAS LOGROS, pero ahora no los recuerdo o reconozco, seguiré con la lista en otra ocasión. Les contare que tengo pensado hacer por el momento: pienso hablarle a mi jefa desde mis sentimientos y reconocer ante ella que me intima, pedirle quizá que tenga un poco mas de tacto conmigo cuando note que estoy mal, pedirle disculpas si inconscientemente la excluí como mi jefa y comprometerme a intentar no hacerlo, pero que si lo hago que me lo recuerde amablemente. ¿Qué les parece? el solo pensarlo es un logro si lo hago sera UN ÉXITO.. DESEENME SUERTE! a ver que día me siento con el coraje para entablar esta conversación ..

Bueno como siempre al final de cada entrada le dejo algo a tipo de recomendación esta vez le dejare la peli que vi anoche que me pareció BUENÍSIMA, si no la han visto se la recomiendo se llama  "El día en que Nietzsche lloro" si ya la vieron les recomiendo que la vuelvan a ver desde 
la posibilidad de que las cosas negativas que nos pasan pueden ser positivas..


lunes, 9 de diciembre de 2013

Superar el abuso sexual, reconstruir y continuar.

banner sentirse feo
El abuso sexual es un evento que marca la vida de muchas personas, hombres y mujeres lo han sufrido en algún momento de su vida, la mayoría lo sufrieron en la infancia o en la adolescencia. Sea como sea, las secuelas del abuso no solo impactan a la persona víctima, sino a la familia.

Durante mi vida profesional he atendido a muchas personas, niños, adolescentes y adultos que han sido víctimas de esta circunstancia. Las familias reaccionan de distintas formas frente al evento, algunas pueden tender al apoyo y otras al abandono.  Dentro de mi experiencia, la respuesta de la familia es fundamental frente a la evolución del problema, favorable o desfavorablemente.
Este tema, es un problema amplio, que un solo artículo no bastará para plasmar el real impacto del abuso sexual en los seres humanos. La mayoría de las personas abusadas son mujeres, aunque los hombres también son víctimas de esta circunstancia.
El abuso sexual es un golpe emocionalCausa daños en el amor propio y en las formas de ver la vida. Las secuelas más importantes del abuso es la depresión mayor, y el abandono de la persona a sí misma.
La drogadicción,  la anorexia, los intentos de suicidio y muchos otros problemas que  implicar evitar una realidad, en algunas oportunidades se originan como  secuelas de  abuso sexual, donde básicamente la persona tiene  el deseo de autodestruirse por el sentimiento de no valer nada.
No todas personas abusadas reaccionan igual, pero existen factores de riesgo a problemas emocionales mayores.
El golpe emocional del abuso deja mensajes de  “tu no vales nada”, “eres un objeto que cualquiera puede usar”, “eres tan mal@ que la vida te está castigando”, “no sirves para nada”
Es por eso, que es necesario y realmente importantereconstruir lo que el abuso destruyó y es por eso que es fundamental que la persona busque sanar a través de una psicoterapia o terapia psicológica.
Muchas veces las personas que fueron víctimas de abuso no desean iniciar un proceso de terapia por el miedo a recordar y revivir el evento del abuso. Pero en la práctica, y a nivel profesional se ha observado, que la persona que enfrenta su pasado, y reconstruye su vida a partir de eventos positivos de autovaloración, logra recuperar su bienestar emocional.
El tratamiento es distinto si se trata de niños, adolescentes o adultos.
La familia en muchos casos aporta un pilar de apoyo importante, donde es necesario trabajar en las formas útiles de ayudar, y no en conductas que victimicen  a la persona generando ansiedad innecesaria.
En oportunidades la familia está ausente o no es pilar de ayuda, en esos casos se debe buscar apoyo en otras fuentes, siempre hay entidades u otras personas que pueden dar apoyo.
Muchas parejas consultan porque su vida sexual se ha visto afectada por el trauma del abuso en uno de ellos, para ello  es recomendable una terapia de pareja unida a una psicoterapia individual.
Sanar es posible, lo he visto en mi experiencia. Las personas que superar el abuso construyen vidas positivas  donde su autoestima se eleva y son capaces de ser guía y apoyo para otros.  El abuso no define sus vidas, y pueden seguir su existencia de manera tranquila.
Si necesita ayuda para superar el abuso sexual, tenemos profesionales que pueden ayudarlo, virtual o en consultorio. Es importante aclarar que no es un problema que se soluciones en una sola sesión, pero  contamos con la experiencia para poder ayudar. Estamos para servirle.