miércoles, 1 de abril de 2015

La sombra.

La sombra sólo resulta peligrosa cuando no le prestamos la debida atención. Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciendo consciente la obscuridad. Un procedimiento  trabajoso y por tanto impopular. (Jung)
La figura de la sombra personifica todo lo que el sujeto no reconoce, y que sin embargo le fuerza una y otra vez, directa o indirectamente. Es aquella parte de la personalidad oculta, reprimida. La sombra es la suma de todas las disposiciones psíquicas personales y colectivas, que no son vividas a causa de su incompatibilidad con la forma de vida elegida conscientemente, y que se constituyen en una personalidad parcial relativamente autónoma en el inconsciente con tendencias antagónicas.
“Debajo de la máscara social que usamos todos los días tenemos un lado oculto de sombra, una parte impulsiva, herida, triste o aislada que generalmente tratamos de ignorar. La Sombra puede ser una fuente de riqueza emocional y vitalidad, y reconocerla puede ser un camino para sanarse y para una vida auténtica. Nos reunimos con nuestro lado oscuro, lo aceptamos por lo que es y aprendemos a utilizar sus poderosas energías en formas productivas. La Sombra sabe por qué las personas buenas a veces hacen cosas “malas”.  Enamorarse de la Sombra y aprender a leer los mensajes que codifica en la vida diaria puede profundizar su conciencia, imaginación y alma.” Carl Jung – 1958  De “Romancing the Shadow” (Enamorandose de la sombra) por Connie Zweig, y Steve Wolf.
“La Sombra describe la parte de la psiquis que un individuo preferiría no reconocer. Contiene las partes negadas del yo. Ya que el yo contiene estos aspectos, ellos afloran de un modo u otro. Traer el material de la Sombra a la conciencia drena su poder oscuro e incluso puede recuperar recursos valiosos de ella. Sin embargo, el mayor poder viene de haber aceptado sus partes de sombra e integrarlas como componentes de su Yo.” Teoría de Jung sobre La Sombra de John Elder
Todos llevan una Sombra, y a menos que esté encarnada en la vida consciente del individuo, más negra y densa es. De todas maneras, forma un impedimento inconsciente, frustrando nuestras mejores intenciones.” “Uno no se vuelve iluminado imaginando figuras de luz, sino haciendo consciente la oscuridad.” Jung
“¿Quien no sintió, alguna vez, una amargura, ira, egoísmo, envidia y orgullo con el que no sabía qué hacer, o cómo soportar, surgiendo en él sin su consentimiento, cubriendo de oscuridad todos sus pensamientos, y luego, repentinamente, marchándose de nuevo, ya sea por la alegría del sol o el aire, o algún accidente agradable, y nuevamente a veces, igual de rápido, cubriéndolo de nuevo? Esas son suficientes indicaciones para cada hombre de que hay un invitado oscuro en su interior, escondido bajo la cubierta de carne y sangre, muchas veces puesto a dormir por la luz mundana y las diversiones, sin embargo, pese a todo, se mostrará… Es increíblemente bueno y beneficioso para nosotros descubrir este fuego oscuro, desordenado, de nuestra alma, porque cuando se lo conoce correctamente y se lo encara correctamente, bien puede constituirse en los cimientos del cielo así como lo es del infierno.” – William Law, The Grounds and Reasons of Christian Regeneration (1739) (Los Fundamentos y Razones de la Regeneración Cristiana)
“La sombra es tanto la cosa o aquello tan horrible que necesita redención, como el sufrido redentor que la puede brindar.”DrL.Greene PhD in Psychology and Psychoastrologer
[box]LO QUE NO NOS ATREVEMOS A MIRAR EN NUESTRO INTERIOR, TENDEMOS A PROYECTARLO AFUERA EN OTROS…[/box]
“La sombra quiere ser escuchada, es tan simple como eso. Pero si no se la escucha, se vuelve desagradable. Se convierte en un auténtico demonio, bruja o hijo de mala madre, demandando su libra de carne… en un tiempo real muy doloroso, no en el sueño. Presta atención a tu sombra. Si sigues distanciándote, diciendo “¡Cielos, no es culpa mía!”, entonces que el cielo te ayude.”  Katya Walter
¿POR QUE TODO ESTE ENFASIS EN LO NEGATIVO?¿POR QUE MIRAR LA SOMBRAS? PORQUE EXISTEN. PORQUE ES REAL. ESTAN AHÍ, ESTAN AQUÍ. En general, la gente pasa mucho tiempo negando su sombra, y con ello lo que hacen es ayudarla a crecer. Lo que resistes, persiste
Podemos aprender a reconocer nuestra propia rigidez y cómo corregirla. Se necesita sinceridad y valor, y si no puedes solo, busca ayuda externa. Las recompensas son inmensas. Ante todo, el sufrimiento innecesario cesa. Este es el signo más seguro de que hemos elegido el camino correcto. Más importante aún, se abren nuevas posibilidades en todas partes en nuestra vida. Donde todo parecía estéril y árido, y parecía que no había respuestas posibles, ahora todo parece posible. Las posibilidades pueden dar miedo, porque cada una ofrece un camino que nunca hemos tomado antes, pero es una buena clase de temor, como el que experimenta un eximio pianista antes de un concierto. De “Shadow Dancing”  por Robin Robertson.
[Jung] me dijo que una vez conoció a un hombre distinguido, un cuáquero, que no se podía imaginar que hubiese hecho nada malo en su vida. “¿Y sabes que les ocurrió a sus hijos?”, preguntó Jung. “El hijo se convirtió en un ladrón y la hija en una prostituta. Porque el padre no había querido asumir su sombra, su parte en la imperfección de la naturaleza humana, sus hijos se vieron forzados a representar el lado oscuro que él había ignorado.” (A. I. Allenby describiendo una conversación con C. G. Jung.)
“El secreto es: todos nosotros, sin excepción, tenemos cualidades que no dejamos que vea nadie, incluso nosotros mismos –nuestra Sombra. Si miramos hacia nuestro lado oscuro, nuestra vida se puede energizar. Si no, hay que pagarle al diablo. Ese es uno de los proyectos más urgentes de la vida.” Larry Dossey, M.D., Autor of “Healing Wounds” (Sanando Heridas)
“Cada psicología es una confesión, y el valor de la psicología para otra persona reside no en los lugares con los que se puede identificar, porque eso satisface sus necesidades psíquicas, sino dónde lo provoca a resolver su propia psicología en respuesta.” 
James Hillman
“En la naturaleza no hay recompensas ni castigos –hay consecuencias.” No estamos siendo seleccionados para ser castigados, simplemente estamos experimentando las consecuencias de nuestra propia rigidez. Si elegimos la seguridad en lugar del cambio, tenemos que sufrir las consecuencias” Robert Green Ingalls
“Si no cambiamos, no crecemos. Si no crecemos, no estamos viviendo realmente. El crecimiento demanda dejar temporalmente la seguridad.” Gail Sheehy
AQUELLOS QUE SINCERAMENTE ACEPTAN LA EXPLORACIÓN DE SUS SOMBRAS, RETIRANDO SUS PROYECCIONES SOBRE LOS DEMÁS E INTEGRÁNDOLAS EN LA TOTALIDAD A LA QUE PERTENECEN, ESTÁN  OFRECIENDO A ESTE PLANETA EL SERVICIO MÁS VALIOSO. (Roberto Assaglioli)

http://valordeser.com/la-sombra/


sábado, 7 de marzo de 2015

Solo eran niños.



Niños, son niños, sólo eran niños, Niños rotos, gritos de muerte, miradas perdidas, sonrisas rotas de niños rotos, desnudos, estriados, tic tac, tic tac, un reloj atrasado, una niña asustada, niños aterrados, buscando un lugar donde esconderse, no existe, no crean que no podrán vernos, jamas debimos llegar aquí, jamas debimos perdernos… 

Noches atroces, ecos de fosas, gritos de muerte. Niña aterrada: Jamas debiste perderte. Niños rotos, niños perdidos, ya nos han visto, noches atroces, ecos de tumba, gritos del alma, gritos de muerte. TIC TAC, del reloj pararon ya las agujas. Pero sus almas gritan… 

Solo son niños... Y mi alma grita, sólo eran niños, Niños rotos, Gritos de muerte, miradas perdidas, sonrisas rotas, niños muertos, yacen desnudos, estriados, en el suelo inerte, se resquebrajan, tic tac, un reloj atrasado, esas niñas aterradas, buscando el lugar donde esconderse, no creas que no podrán vernos, oh pequeños jamas debimos perdernos… Noches atroces, ecos de fosas, gritos de muerte, aullidos de perros. Jamas debimos perdernos. Niños rotos, niños muertos, ya nos han visto, noches atroces, ecos de tumba, gritos del alma, gritos de muerte. 

Solo eran niños, muertos están sin razón, angelitos en mi corazón. Tic Tac, del reloj se movieron ya las agujas. Todos se han ido. Grito de libertad. Tic tac, el reloj avanza, Grito de esperanza. Niños, sólo eran niños. Que sus risas nunca se dejen de escuchar, que su canto nunca nos deje de alegrar, que su luz nunca nos deje de iluminar, que su inocencia no se termine jamás, y que sus espíritus siempre estén inundados de esa paz. Contagien nos siempre. Nunca más les volverá a pasar. No a ustedes, a ustedes jamás. Sólo eran niños y muertos están sin razón, angelitos en mi corazón... Descansen con ella, estrella guía-los a descansar paz, por siempre en paz... A ese campo verde con flores de todos colores y hadas de todos colores de todas las flores, cantando canciones de todos sabores. Tic tac tic tac. Del reloj se mueven ya las agujas no corras no pares no cedas, aguanta el paso no te atrases no te adelantes, pero sobretodo por favor no te pares. Tic tac: El reloj avanza, tu corazón vibra, es esperanza... Del reloj se mueven ya las agujas. Gritos de esperanza... Tic tac, Existe, la esperanza existe!. 
Libertad

Anónimo 

martes, 3 de marzo de 2015

Súmate

SÚMATE A LA RED.



Cuando tuvimos el sueño de crear la Red Hispanoamericana Contra el Abuso Sexual Infantil, nunca dudamos que algún día sería realidad.

Dolorosamente vemos la gran necesidad de prevenir en cada país de nuestro continente. Y así poder apoyar a las víctimas y sus familiares en esta lucha tan desigual.
Creemos que el camino correcto para terminar con el abuso sexual infantil es la prevención. 
Para llegar a las provincias y a las comunidades más apartadas, ya sea una provincia apartada de Colombia, Argentina o Chile, o en cualquier país de Centro América o mi país México.

Como sociedad civil organizada tenemos el reto de aumentar nuestra incidencia en la toma de decisiones mediante una participación voluntaria e inteligente.

Nosotros como sociedad civil, como ciudadanos reales, como individuos activos y organizados, seremos el contrapeso para el Estado promoviendo programas, foros y políticas para obtener el bien común de las niñas y los niños. Lo hemos estado haciendo y lo seguiremos intentando y desarrollando.

Los gobiernos en muchas ocasiones por si solos no se pueden encargar de las problemáticas del país, tales como el abuso sexual infantil. Es por eso que las organizaciones civiles no debemos actuar aisladamente si no con el apoyo de los gobiernos, a través de la participación activa en la difusión de temas como la prevención y atención del abuso sexual infantil.

Ayúdanos aportando tu granito de arena.

Hemos creado tres blogs que regionalizarán nuestros esfuerzos.

Asi nunca más Colombia.

Asi nunca más Argentina

Asi nunca más Chile.


Esperamos que estos blogs sean el inicio de un movimiento regional unido entre todos los que trabajamos en esta problemática urgente.




Colabora en este tu blog y súmate. Escribe a:

Se parte de este sueño.

Muchas gracias 

Atentamente 

Miguel Adame
Nunca más gritos sin voz 
Así nunca más 
Yo alzo mi voz 


"Tenemos un sueño: La creación de un mundo sin abuso sexual infantil”


domingo, 15 de febrero de 2015

No todo es dolor.




Es verdad que quienes sufrimos de abusos en la infancia vemos complicado o imposible el tema del amor en todas sus facetas. Aprendimos que quien nos quiere nos hace sufrir, ¡cómo odio esa frase (quien te ame te hará sufrir)!, es una frase tan mal interpretada y muchas personas la utilizan como justificacion para permanecer en relaciones dañinas... pero bueno, regresando al tema...

Como decía, aprendimos que quien nos quiere nos hace sufrir, que para merecer una miseria de cariño debemos aceptar la humillación, hacer cosas que nos hacen sentir mal, soportar sin quejas, guardar silencio; aprendimos que no nos merecemos cosas buenas, gente que nos quiera.

Es muy difícil cambiar esta mentalidad que ha quedado tatuada en nuestra psique, no conocemos otro modo de vida. Cuando alguien te trata bien entras en pánico vienen a la mente ideas como: "éste quiere algo conmigo que no puede ser bueno" "¿qué le pasa... acaso quiere jugar conmigo?" "no es posible que alguien se interese de buena manera en mí" "soy muy poca cosa, no tengo nada de interesante, seguro sólo quiere pasar el rato". Y la lista de ideas puede seguir sin terminar. Creo que es ésta la razón por la que nos vemos envueltos en relaciones para nada sanas con personas abusivas en mayor o menor grado, es lo único que conocemos y ante la perspectiva de ilusionarse y de pronto vernos desengañados es preferible quedarse con lo ya conocido... es lo que sabemos manejar aunque no esté bien. El dolor de haber dado nuestra confianza y amor para verlos traicionados de nuevo es demasiado.

Sin embargo no tiene que ser así, muchos nos llevamos buenas sorpresas en el camino, sin embargo hay que luchar con uno mismo para dejarse querer, duele aprender a confiar, duele aprender a amar de una manera sana, duele dejarse amar sin recelos, duele y asusta. Pero si uno se sobrepone a estos sentimientos y además nos quitamos la idea que para amar hay que sufrir la recompensa es maravillosa.

Yo tengo pareja y ha sido un elemento clave para que yo pueda sanar, en mis relaciones anteriores me sentía estancada, pero ahora es diferente, debo admitir que al principio me daba pánico, pero algo cambió en mi tomé valor de algún lado y ahora creo que la vida me ha dado una hermosa oportunidad para poder feliz.

Mi ser aun sigue hecho pedazos a causa de los años de abuso, pero he encontrado alguien que está dispuesto a ir a mi lado en este duro camino, he ido reconstruyendo mi pasado para poder tener un punto de partida para sanar, he asimilado muchas cosas, he aprendido mucho de mí y de lo que es estar en una relación sana, he aprendido que para amar y ser amada no tengo que pagar con sufrimiento. 

Todavía hay días en los que estoy abrumada por las secuelas del abuso, días en los que incluso me siento sola y poca cosa, días en los que no quiero saber nada de nada y tal vez morirme, pero ahora sé que el mundo no se acabará si me siento así, ahora sé que hay muchas cosas que puedo hacer para mejorar mi estado de ánimo, ahora tengo a alguien que me consuele o me de mi espacio si necesito estar conmigo misma, sé que estará ahí. Y no por esto doy por sentado que siempre estará ahí, sé que también me necesita y he aprendido que una de las mas grandes satisfacciones es poder dar amor sin sufrir consecuencias devastadoras, bien dicen que en el dar está el recibir.

Tenemos mucho amor para dar ya sea a una pareja, a los amigos o a una causa, pero nos da miedo, y nos perdemos ante el espejismo del amor malsano, dar el paso requiere de mucho... no se exactamente qué, si valor, amor, locura, necesidad...cada quien tiene algo que les motive. Todo se resume a un salto de fe, fe en una misma para empezar, y como segundo paso creernos que nos merecemos cosas buenas.

No es imposible, sólo tenemos que querernos más y al final de cuentas eso es lo difícil, pero podemos hacerlo, no todo está perdido.

Gracias R. por entrar a mi vida, por tu paciencia y amor, por los momentos en los que me sacas de mis casillas, por los momentos que me haces reír, por consolarme y protegerme hasta de mi misma, por dejarme amarte y por hacer que me diera cuenta que soy un ser humano y no un triste intento de persona. :*


http://pandorasboxasi.blogspot.mx/2010/07/no-todo-es-dolor.html?m=1

martes, 27 de enero de 2015

Una carta a ti niña de 8 años.


Dentro del alma, en su centro, está, de pie sobre una sola pata, un pájaro: el Pájaro del Alma. 
Él siente todo lo que nosotros sentimos. Cuando alguien nos llama por nuestro nombre, el Pájaro del Alma presta atención a la voz para averiguar qué clase de llamada es ésa. 
Y cuando alguien nos abraza, el Pájaro del Alma, crece, crece, hasta que llena casi todo nuestro interior. A tal punto le hace bien el abrazo.

Pero lo que es más importante: hay que escuchar atentamente al pájaro.
Porque sucede que el Pájaro del Alma nos llama, y nosotros no lo oímos. ¡Qué lástima! Él quiere hablarnos de nosotros mismos, quiere platicarnos de los sentimientos que encierra en sus cajones. 

Hay quien lo escucha a menudo. Hay quien rara vez lo escucha. Y quien lo escucha sólo una vez. Por eso es conveniente ya tarde, en la noche, cuando todo está en silencio, escuchar al Pájaro del Alma que habita en nuestro interior, hondo, muy hondo, dentro del cuerpo.

Mijal snunit. El pájaro del alma.
 Fondo de la cultura económica.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Las víctimas que no existen



Belén V. Conquero,

No hay datos, ni pruebas y, en muchos casos ni tan si quiera recuerdos. Sólo esos «flashback» que les despiertan a media noche, que les hacen revivir esa película de la que ellos se creían meros espectadores y de la que, en realidad, son protagonistas. Así viven los ASI, los supervivientes que han sufrido Abusos Sexuales Infantiles (ASI). «Soy una mujer de 35 años, licenciada, con dos hijos, y sufrí abusos sexuales entre los 7 y los 9 años. Mi agresor era mi primo, menor de edad. Toda mi vida he estado en silencio hasta hace seis meses». Así empieza el relato de Patricia (nombre ficticio porque prefiere mantener el anonimato). Su relato no es único, aunque son pocos los que son capaces de hablar de ello, pero a ojos de la sociedad, lo que sufrió esa niña sigue siendo un hecho aislado. No existen datos oficiales ni se han elaborado encuestas que reflejen la realidad de este problema, el de la pederastia, el de los abusos de puertas para dentro, el de los malos tratos sexuales a los niños de las personas que, supuestamente, tienen que protegerles.

Es cierto que, como indica la psicóloga Noemí Pereda, responsable de Investigación en Victimización Infantil y Adolescente (GReVIA) de la Universidad de Barcelona, «España cuenta con datos oficiales de los casos de abuso notificados a las autoridades, pero esas cifras jamás muestran la realidad del abuso sexual infantil». Es más, este diario solicitó el número de denuncias puestas en el último año a la Policía Nacional y aseguraron que no cuentan con esos datos. Y además, «existe una inmensa cifra negra en el ámbito del abuso sexual infantil que no es conocida por las autoridades y que es mucho mayor». Sólo se han publicado cinco trabajos al respecto en nuestro país y el único que tuvo apoyo institucional –contó con la subvención del Ministerio de Asuntos Sociales– es el que realizó en 1994 el catedrático de Psicología de la Sexualidad de la Universidad de Salamanca, Félix López. Encuestó a 2.300 adultos de entre 18 y 65 años. Sus resultados son reveladores: un 15% de chicos y un 23% de mujeres habían sufrido abusos cuando tenían menos de 17 años. "Los abusos sexuales a niños siempre han existido, pero ahora estamos consiguiendo que se hable de ellos", afirma otra valiente, Amelia.

Su testimonio lo comparte cada día en uno de los foros que utilizan los supervivientes: forogam. Allí se dan apoyo y son capaces de contar lo que no pueden decirles a sus hijos o a su pareja (en la Red, Amelia es más conocida como Némesis). No tiene pelos en la lengua y da detalles de lo que sufrió durante su infancia: "Mi padre era un maltratador y un abusador. No sólo me agredió a mí, sino también a mis cuatro hermanos", pero sólo ella ha sido capaz de contar lo vivido durante aquella infancia de sufrimiento. Pero el caso de Amelia es aún más flagrante: el mayor de sus hermanos –con el que se lleva 12 años– paso de abusado a abusador. "En un ''flashback'' que tuve hace dos años vi cómo me sacaban de los pelos de debajo de la cama. Él y mi padre". Al igual que el resto de víctimas, ella también tuvo secuelas. "Salí con todo tipo de chicos porque no tenía ningún respeto por mi cuerpo", hasta que encontró a su marido. Ahora es una madre feliz, aunque como muchos supervivientes, no tiene relación con su familia. "Cuando lo hablé con mi madre y con mi hermana me dijeron que me lo había inventado, que miento", pero cuando Amelia tenía 14 años esa hermana que hoy la rechaza interpuso una denuncia en su nombre que más tarde retiraría. "Sé que mi padre la presionó".

Como expone el estudio de Gómez, el 4% de los abusos se da en entidades vinculadas a la Iglesia, ocho de cada diez ocurren en el seno de la familia. Según la obra «Abuso sexual infantil en las mejores familias», cuatro de cada diez abusadores son el padre biológico; más del 23%, familiares cercanos, como es el caso de Patricia; y más de 17%, conocidos no familiares, como le ocurrió a otra superviviente, Nataly, que narra su historia desde el otro lado del charco. En su caso fue el hijo de su padrino. «Cada vez que tenía oportunidad, me obligaba a tocarle sus genitales». Años más tarde se dio cuenta de que esos abusos eran el motivo de la depresión que sufrió con sólo 15 años. Aunque sabe que la terapia es la mejor vía para recuperarse, «no voy porque recordar me hace mucho daño, me vuelvo a sentir humillada y vulnerada», escribe.

Los resultados nacionales no distan mucho de los europeos, afirma Margarita García Marqués, psicóloga clínica y fundadora de una de las pocas entidades que trabajan para ayudar a los supervivientes de abusos, la Asociación para la Sanación y Prevención de los Abusos Sexuales en la Infancia (Aspasi). «Son víctimas de abusos sexuales una de cada cuatro niñas y uno de cada seis o siete niños». A la vista de los datos, ¿no existen suficientes políticas de protección de la infancia o no son eficaces? Pereda asegura que «sólo existen herramientas una vez se ha producido el abuso, pero fallamos en la prevención, en la que el Gobierno no ha invertido nada». Lo peor no es que no existan estas iniciativas sino que «no hay ningún interés por aplicarlas». «Ni sanitarios ni educadores, salvo excepciones, enseñan a los niños educación sexual para que puedan afrontar posibles riesgos», añade. No obstante, Gómez sí que deja claro que «las leyes son suficientes, pero no así las prácticas familiares, escolares y sanitarias». La fundadora de Aspasi discrepa: «Las normas no funcionan porque uno sólo es culpable si se puede demostrar y los niños no siempre pueden ser protegidos porque no hay pruebas suficientes». Y va más allá: «En algunos casos el niño se ve obligado a ir con el presunto abusador cada dos fines de semana aunque tenga miedo y esté asustado, porque es su padre». «Nadie quiere reconocer que los abusos sexuales ocurren en su casa, en su institución o en su país», remarca la profesora de la Universidad de Barcelona.

Como explican los propios ASIs –como se denominan entre ellos los supervivientes– las secuelas de su sufrimiento les duran años y hasta décadas y, en muchas ocasiones, su cerebro olvida lo que ocurrió hasta que cualquier acontecimiento les hace revivir ese horrible momento. Es entonces cuando llegan las pesadillas, los trastornos de conducta, los cambios de humor, el rechazo a la pareja y empiezan a emerger imágenes. Lamentablemente sólo un 2% de los casos se conocen al tiempo que ocurren, destaca el estudio de 1994 y sólo una de cada diez familias confían en la víctima, en su relato.

«Crees que has vivido en una película hasta que lo recuerdas»


«El agresor es un manipulador. Juega con la fidelidad del niño. Es su secreto». El cerebro de Alexandra tardó varios años en entender por qué un familiar abusó de ella, pero "dejé de buscar el día mágico que rompí mi silencio: el 29 de junio de 2007 cuando me atreví y se los dije a mi madre". La mayoría comienza a revivir lo ocurrido pasados los 30. Su primera imagen es la de unas manoletinas. 
«Mi madre me las había comprado para mi comunión». Tenía 7 años. Fue a la casa de un familiar: «Ven, enséñamelas», le dijo. Ahí empezó «su secreto» y la terapia le ha ayudado a comprender que los abusos empezaron antes, aunque no tenga imágenes claras. Todo saltó con un hecho corriente: un regalo que ella y su pareja tenían que comprar. «Me vino a la mente uno de los ‘’regalos’’ con los que él me ‘‘compraba’’: una cocinita». Entonces, «crees que lo que estás viviendo es una película y lo tapas». Hasta que «el olor a alcohol o un lavabo sucio te lo recuerdan». 

Ese «flashback» fue en 2006. «Tardé nueve meses en decírselo a mi madre», dice. Ahora es una mujer vital que ha fundado una asociación que busca ayudar a otros supervivientes (Los mundos de ASI), pero «durante mucho tiempo no confiaba en las personas».

jueves, 9 de octubre de 2014

El secreto mejor guardado: el abuso contra los varones

El abuso sexual de niños y jóvenes es el secreto mejor guardado dentro de la comunidad latina, y es más grande de lo que se pueden pensar, consideran los expertos.
"Los afectados no suelen contárselo a nadie por el temor a que piensen que son homosexuales", dice Lisa Fontes, investigadora de la universidad UMass Amherst, líder internacional en el campo de abuso infantil.
Pero esto es un error, dice la experta, el abuso sexual del menor no es sinónimo de ser gay, como tampoco significa que los abusadores fueron abusados de niños.
El mayor problema que la experta ve, es que los hombres llevan sobre sus hombros el abuso sexual sufrido en su niñez, como un secreto de por vida.
Indica que el machismo de la cultura latina impide que muchas veces se revele el abuso y se busque ayuda. "El abuso es una afronta a la masculinidad del hombre", señala.
Además, venimos de una cultura que enseña al varón a "nunca llorar, a ser fuerte", dice.
El miedo al que dirán hace que este tipo de agresión contra los niños latinos normalmente no se reporte.
Lo grave, dice Fontes, es que es un secreto doloroso que encierra una culpa injustificada. "El abusador enseña al niño a mentir, y lo hace vivir con una culpa porque al estimularlo sexualmente, le provoca placer. Y eso confunde al menor. El agresor suele decirle al niño, ¡Mira, te gustó! ¿Lo querías, no? ¡Mira como te sentiste!
Jorge Díaz, terapista de la organización no lucrativa Bienestar, quien a su vez fue víctima de abuso sexual en su niñez, señala que es imposible medir la gravedad del abuso sexual a los menores. "No se reporta en ningún lugar. No es captado en el proceso legal. Menos si son indocumentados. Además las familias latinas jamás van a contar su historia", dice.
Lo cierto es que el abuso sexual en los menores a manos usualmente de varones que les llevan más edad es un problema serio en la comunidad latina. "El 80% de los hombres que atendemos en Bienestar fueron abusados sexualmente de niños o en su adolescencia y el 80% de ellos, usan drogas como consecuencia", comenta Díaz.
Incluso, dice que estudios muestran una relación entre el VIH y el abuso sexual infantil.
¿Qué pasa cuando un niño o un adolescente es abusado por otro hombre?
"Le afecta su autoestima. Siente que no vale nada pero sobre todo le afecta su identidad, su imagen de hombre. Más en la comunidad latina donde se tienen las expectativas de que debes ser un macho, fuerte, a no mostrar tus emociones", explica Díaz.

Preguntas y respuestas

¿Por qué no reportan?
- Piensan que nadie le va a creer, que a nadie le importa.
¿Quiénes son los abusadores sexuales de niños?
- Padres, tíos, vecinos, amigos de la familia, padrastros, padrastros, el enamorado de la mamá, clérigos, maestros. Alguien conocido y de confianza.
¿Como prevenir que nuestros hijos sean abusados sexuales?
-Hablar a los hijos niños y niñas sobre la sexualidad. A un niño informado nadie lo va a tocar.
¿Dónde buscar ayuda?
- En agencias que ofrezcan salud mental.
AYUDA
Bienestar: (323) 727-7896

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Seguía siendo yo


Mi nombre es Maria, soy de Uruguay. Tengo 28 años y fui víctima de abuso sexual por parte de un familiar directo desde que tuve uso de razón (por lo menos a partir de los 4 años), hasta aproximadamente los 16.

Después de varios sucesos en mi vida que iré contando en futuras entradas, fui tratando de encarar el tema, porque llegue al punto de pensar que este mundo realmente no era para mí, o que era solo una cuestión de tiempo que yo tuviera el valor de terminar con todo.

Entonces comencé a buscar información en internet, y me ayudo, mucho.
Descubrí que lo que me pasó a mí, les paso y les sigue pasando a muchísimas personas,niños y niñas, hombres y mujeres de Uruguay y del Mundo.

Descubrí que es algo con lo que voy a tener que vivir por el resto de mi vida, pero que tengo que aprender a hacerlo, porque no voy a cambiar lo que paso, pero tampoco voy a tener otra oportunidad de vivir de nuevo.

Descubrí que varias de las cosas que me pasan a mí, y que me pasaban desde niña, como la tristeza constante, los ataques de ira, la falta de confianza en mí y en el mundo en general, estaban mucho mas relacionadas a eso de lo que pensaba.

Pero también vino la parte mala de la “investigación”, porque empezas a leer cosas como “Secuelas”, “Trastornos de personalidad, como trastorno bipolar, o "trastorno de personalidad límite”, “Esquizofrenia”, “Tendencia al suicidio”, “Bulimia”, etc.
Y así es como podes llegar a pasar de sentirte solo y único, a sentir que aparte de todo podes estar completamente loco!! Y eso te desespera un poco.
Igual, lo más interesante, es que en absolutamente todos los casos, todo lo que leí concluía con “BUSCAR AYUDA”. Es genial, y trate de hacerlo, trate de buscar ayuda.

Y la verdad es que hasta ahora no la encontré. Si, voy al psiquiatra, que me manda medicación, y si estoy haciendo terapia, pero no encontré un grupo de ayuda, un centro especializado, o lo que sea, que sea especifico para las personas con mi problemática, por lo menos acá en Uruguay. Lo más cercano que encontré, son los centros comunales que por lo general se encuentran en barrios de escasos recursos donde se trata el tema “Violencia Domestica” en general, solo eso.

Así que déjenme decirles una cosa; yo pude contar lo que me pasó por primera vez a una amiga este mismo año, no lo sabía ni mi familia, y una vez que lo conté, descubrí algo sorprendente, que me ayudo mucho: Seguía siendo yo.

Así que, partiendo de una idea, y de la ayuda de un gran amigo, comenzamos con este blog,un lugar para todas las personas que como yo, tienen la necesidad de decirlo, de saber que lo que les paso no los hace menos, que no somos los únicos, que hay quienes aprendieron a vivir con ello, hay quienes lo están intentando, o quienes simplemente tienen la necesidad de decirlo por primera vez. 

Que esto no es un tema de nivel económico, clase social, sexo, o edad.
La idea es que crear, algo que auspicie como un grupo de ayuda on-line, en donde todos, en forma anónima, podamos ayudarnos y ayudar a otros.
Para concluir esta primera entrada, quiero decir que no somos los únicos a los que les paso, ni a los que les va a pasar. Pero si somos personas únicas con defectos y muchas virtudes y tenemos derecho a superar esto, a tener una vida y seguir adelante con felicidad y paz, pero sobre todo, que podemos lograrlo.

Anónimo 

Víctima de abuso infantil: media vida sumergido en el infierno


@aracelimartinez
Cuando Luis David Peña caminaba rumbo a su casa, iba todo confundido, no lograba entender lo que había pasado, solo tenía claro que quería morirse.
Minutos antes, el vendedor de un puesto de revistas lo había violado. Él tenía diez años, el hombre alrededor de 40.
"Mis amigos se la pasaban con ese señor. Los invitaba a comer. Yo tenía poco entusiasmo por la vida. Mi madre sufría problemas de alcoholismo, mi padre nos había abandonado. No vi en ese hombre, ningún tipo de maldad cuando me invitó a su casa", cuenta Luis.
Fue ahí donde lo convenció de permitir que lo tocara, con la promesa de regalarle revistas y darle dinero. "No solo me tocó sino que me violó. Eso bastó para que terminara con mi vida, para que me odiara a mi mismo, a mi madre, a todo mundo",recuerda mientras sus ojos luchan por no nublarse con las lágrimas.
Ese odio que se apoderó de él, lo hizo meterse en pandillas, consumir todo tipo de sustancias, y robar para mantener el vicio.
"Solo cuando me drogaba, podía reír y sentir alivio. Me olvidaba de la culpa, de la vergüenza, de la rabia. Salía del infierno y sacaba ese sufrimiento que me apretaba el pecho, el estómago", dice.
No fue sino hasta hace 11 años, cuando ya vivía en Los Ángeles que al ir a los grupos de Doce Pasos, para dejar las drogas, que este inmigrante confesó su secreto mejor guardado.
"Tenía un gran miedo a revelarlo. La mejor ayuda fue ver que nadie me juzgo. Me liberé de los fantasmas que me atormentaban. Perdoné a quienes me hicieron daño, y le pedí a Dios por el hombre que me robó mi niñez", dice.
En la actualidad, Luis de 51 años, está casado y ayuda a otros a dejar las drogas.
Añade que durante mucho tiempo, tuvo miedo de buscar una novia. "Lo que siempre tuve claro es que me gustaban las mujeres, y que era heterosexual", dice mientras su esposa María de Jesús le acaricia la cabeza, y lo describe como el hombre "más comprensivo" y "cariñoso" que puede haber.
"Hoy aprecio cada minuto de la vida. Me amo a mi mismo. Y si puedo ayudar a otros hombres latinos víctimas de abuso sexual en su niñez, lo voy hacer, para que no tengan que esperar media vida como yo, para liberarse del trauma", Luis David Peña
¿Qué recomendaría a los padres de familia para evitar que sus hijos sean víctimas de abuso?
- Lo mejor es que se hagan amigos de sus hijos, y les siembren la confianza pero que también vigilen a donde van.
¿Cuáles son las señales de que un niño podría ser víctima de abuso sexual?
- Se vuelve callado, pérdida de ánimo y concentración, y falto de amor propio.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Los niños son inocentes



Pequeños que sufren que lloran sin cesar, Déjenlos con la inocencia de su alma pura, déjenlos  contar cuentos de viajes a nuevos mundos y personajes mágicos, déjenlos pintar la vida tan bella y dulce como solo ellos la pueden ver, déjenlos armar figuritas de papel y trepar arboles, déjenlos explorar el mundo con la seguridad de saber que  son valiosos y amados.

Déjenlos que canten, que lancen carcajadas ¿que no ven que sus sonrisas  reflejan el esplendor de Dios?, déjenlos que salten, que jueguen sin temer, ¿que no ven que son pequeños, sin maldad ni perturbación?, déjenlos  soñar, no rasguen sus alas no les causen heridas, ¿que no ven que son ángeles?... y  con su existencia honran la tierra.

Los niños son inocentes no conocen la maldad, no los dañen por piedad.

Escúchenlos ellos dicen la verdad, los niños  no mienten,  ayúdales a volar!!

Anónimo