martes, 6 de marzo de 2012

IMPUNIDAD, EN EL ABUSO SEXUAL INFANTIL.


 A la gran mayoría de las personas les causa indignación y repudio el Abuso sexual Infantil, pero también sabemos que el mayor enemigo es el SILENCIO. Por miedo, por vergüenza, mi madre me dijo por no exponerte al escarnio público y luego mi hermana me pregunto ¿Has pensado en el inmenso daño que le haces a los niños (mi hija y sus primos) al exponerlos a todo esto? Recuerdo que quedé pasmada, ya ni siquiera recuerdo que le respondí, pero si recuerdo que luego pensé mucho en eso... Me torturaba la idea de que el daño fuera peor psicológicamente... Luego me di cuenta de que no, que lo peor era callar y no hacer lo correcto, porque ese fue el peor daño que me hicieron... Tal vez si en su debido momento yo hubiese tenido que enfrentar la situación de mi abuso, con ayuda especialista y la inocencia de niña, el inmenso apoyo de mi madre, hoy ni siquiera recordara eso. Y es que la gente lo rumora, habla, especula, pero cuando llega un chisme nuevo, se les olvida tu chisme, porque para ellos solo es un chisme, algo con que entretenerse, para cada uno de los abusados es una tortura constante que no te deja ni a sol ni a sombra, ni despierta ni dormida... Los monstruos deben enfrentarse, para perder el miedo y eso fue lo que por primera vez hice el 15 de noviembre del 2011, cuando después de desahogarme y decirle a mi padre todo lo que en algún momento había sentido por él, me sentí liberada de un enorme peso que arrastraba como una cruz desde hacía mas de 20 años... Su reacción fue beber (su mejor salida, siempre fue un alcohólico) golpeo a mi madre, peleo, y luego cuando al fin ya descubierta la verdad por completo del porque yo defendía a mi hija, de ese ser intachable que yo conocía hacia 17 años, mi madre lo denuncia por violencia domestica, violencia que había sufrido durante 40 años... La mejor decisión de mi padre cuando los agentes oficiales vinieron por él, fue incendiar la casa... Todo se perdió, el sacrificio de mi madre de 40 años de vida, se perdió por completo... Ahora mi mayor sorpresa es que este caso lo están de alguna manera enlazando con el caso de mi pequeña... Queriendo hacer ver que debido al ambiente en donde me críe, y al hecho de haber sido abusada y que mi madre no haya hecho nada, yo soy una inestable emocionalmente (coloquialmente, estoy loca). Y contrario a eso, justamente por las razones ya expuestas es que no me quedaré callada... Como extraño a mis hermanas, (a esas niñas que cuando yo era abusada se hacían de la vista gorda por que eran niñas, por terror, por vergüenza) nunca escucharon mi clamor y bastante que se los pedí... ¿Se supone que yo debo hacer lo mismo con mi hija? NO, NO, y definitivamente NO...    
Ella, al igual que yo estamos siendo atendidas y ayudadas por especialistas y juntas saldremos adelante... Algún día cuando ella sea más grande le contaré mi historia, o mejor aún le permitiré leer mi blog... Y podré con todo el corazón y amor decirle que ella no es una sobreviviente, ella simplemente es "UN CORAZÓN VALIENTE, MUY VALIENTE"... Te amo hija...
    Ciertamente en mi país (Venezuela y en todos) la justicia es ciega, quiero justicia, pero justicia transparente y esta no se está dando, al contrario mi parte defensora quisiera hundir mas a este ser humano (cosa que escapa de mis manos, porque ni yo lo he pedido, ni soy yo quien está llevando el proceso). Sin embargo después de leer el expediente y darme cuenta de las atrocidades de testimonios dados hacia mi persona me doy cuenta de que la justicia no es transparente para ninguna de las partes involucradas. ¿Entonces porque pensar en el bienestar de dicha persona, si él y sus amigos (aquellos quienes lo apoyan) quieren hundirme a mi? 
    El concepto de justicia tiene su origen en el término latino iustitĭa y permite denominar a una de las cuatro virtudes cardinales, aquella que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. La justicia es aquello que debe hacer según el derecho, la razón y la equidad.
    Por otra parte, la justicia hace referencia al Poder Judicial y a la pena o castigo público. De esta forma, cuando la sociedad “pide justicia” frente a un crimen, lo que hace es pedir al Estado que garantice que el crimen sea juzgado y castigado con la pena que se merece de acuerdo a la ley vigente.

fuente 
http://anmagoca.blogspot.com/ 

1 comentario:

  1. Hola.soy d la provincia d mendoza en argentina...es muy intetesant lo q expresas...y veo todas lad fuerzas q tenes...yo en mi caso llevo 8 meses esperando justicia en una causa q inicie d abuso srxual agravado por las circunstanc en q fue cometido..y todav nadie acelera el procecimient ni tampoc recibo respuestas...aqui est recib una pena menor a 3 años y es excarcelable...como no existio violac en mi caso nadie me escuch y me expedient esta archivado..como tantos...yo esperando justicia por todo lo q vivio mi hija d 6 años...y con una flia deztruida ya q la denuncia es contra el marido d mi hermana...eso si recibiendo el apoyo d los amigos q nos apoyan y saliendo adelante graciad al amor incondicional d mi esposo d mi hija y mi hijo d 2 años a los q a.mo con todo mi corazon y lucho dia a dia por ellos...

    ResponderEliminar

Participa con tus contribuciones y comentarios